¿Princesas? Y los Jonkis Héroes y Mitos - 4 de octubre, 2005

Si, es cierto que las prostitutas son princesas, yo lo sé, y además de princesas, son sirenas, son personas, son personas... que desde que el mundo es mundo han ayudado, en su forma de ejercer una profesión, la más antigua del mundo, a que no se produzca una tensión acumulada en las necesidades fisiológicas del hombre y, consecuentemente, liberando la ira de los mismos hacia lo que les produce rabia o un estado de indefensión. Han sido como un medicamento natural, si bien tiene, como todo, su parte negativa, pues puede producir rupturas de matrimonios e incluso caer en dependencia tanto física como emocional, pero sí, son princesas y personas, son personas... y con problemas, no solo son princesas... También es cierto que si algunas son princesas por no querer cobrarte por una noche entera ofreciendo sus encantos o servicios, yo puedo ser el rey del juego duro y cruel, pagándola 10 veces más sus honorarios y no realizar el acto sexual, solo hablar o dejándola dormir, solo dormir... pero me parece que en Madrid ya no existen príncipes azules...

Al respecto de este tema, debería aclararse que hay princesas que quieren ser prostitutas y prostitutas que son princesas, y me refiero a su espíritu y alma, pues se sabe que hay una parte de estas sirenas que lo hacen por una necesidad y otras por llegar a unos lujos y un estado material, para vivir en un status que jamás imaginarían, y claro esta, una vez que han ganando tanto dinero por una noche, no se pondrán a fregar escaleras durante un mes ocho horas diarias por la mitad de dinero que ganan en cuatro noches. Entonces también habría que llamar reinas a todas aquellas mujeres que se levantan a las 7 de la mañana para ir a trabajar un día sí y otro también.

Porque una cosa esta clara “Pretty Woman” ES UNA PELICULA Y LA REALIDAD ES OTRA.

Solo se que veo un cuerpo crecer a gran velocidad y me pongo a pensar ¿que destino correrás? También sé que el amor que puedas dar será la vela que te haga navegar y te impulse a luchar contra ese destino fatal.

No sabría decirte que es lo que siento en mi interior cuando estoy contigo, a tu lado, pero sueño y estoy seguro de que estamos lejos de una misma condición y muy cerca de un mismo dolor, y de alguna forma extraña enciendes mi valor, sostienes mis esperanzas en mi oscuro camino cerca de la perdición. Pero yo sé que eres sangre de mi sangre y de un mismo dolor, siempre el mismo dolor.

Como también son personas los llamados jonkis, esa parte de la sociedad que cayeron sobre la década de los 80 en la droga más dura y con los efectos más devastadores que se haya conocido, la heroína.

Desde luego no descubro nada al escribir que quien supiera el horror que iba a pasar, nunca hubiera caído en tan oscuro y tenebroso mundo, lleno de penurias y horrores tanto con para su cuerpo, espíritu y alma, como para sus seres más queridos y a quien la heroína apartó de ellos en cierto modo, pues si alguien no es consciente de lo que hace son precisamente estas personas en un estado de abstinencia, y cuando les falta una dosis son capaces de matar a su madre, porque su cuerpo no aguanta esos terribles dolores por la falta de la droga que tanto daño les produce en su mundo, lleno de indefensión y falta de comprensión propia de lo que les sucede y de cómo han llegado hasta esa situación.

Yo sé que estas personas han cometido crímenes y han delinquido hasta que sus huesos han llegado a estar entre rejas, y que esas otras víctimas que han sido asesinadas, robadas o perjudicadas por los jonkis no se merecían nada de lo que les sucedió, por ello se merecen el cielo y, mejor aún, el que nunca les hubiera pasado nada y seguir viviendo su vida honradamente, es injusto y por eso pagan los jonkis sus deudas, sea en la cárcel o en la calle mal viviendo y con sus continuos despertares sin querer vivir un minuto más, ese es su signo y su infierno personal. Para estos seres humanos que hayan perdido la vida en un atraco o tengan secuelas por estos monstruos convertidos y disfrazados por la heroína, esta claro que no existe consuelo y son ángeles del cielo.

Ahora rebasado el milenio, nos damos cuenta de que la ciencia ha avanzado y, consecuentemente, las ayudas a personas con problemas de drogodependencia, y que los estragos que ha causado la heroína han sido devastadores, que en cada una de sus casas ha existido un infierno que no es posible entender sin haberlo vivido, no sólo se han destruido ellos, también sus familiares cercanos, bien han muerto de pena de ver como sus hijos eran presos del "demonio", o bien muertos en vida intentado ayudar sin saber que hacer para parar esa pesadilla, esperando poder pasear con sus hijos e hijas de la mano por un parque hablando de cualquier cosa o mirando alguna fuente... la fuente de una vida con problemas, pero que se pueden solucionar de una manera más normal que la que han padecido durante años.

Siendo realista, un gran porcentaje de personas que lo hemos visto de cerca y otras de lejos, hemos tenido sensación de temor a estas personas, y claro que les hemos evitado en la medida que hemos podido, de esta manera se han ido marginando o les hemos marginado incluso deseándoles la muerte, pues eran un claro peligro para la sociedad y nuestras vidas, les teníamos miedo y quizás ellos a nosotros.

Ahora ya solo ellos tienen miedo del devenir de sus vidas y de los que no son como ellos, sienten que han sido víctimas de una época y unas circunstancias, sean familiares, socioambientales o quizás de una personalidad y carácter débil, yo diría que demasiado débiles, para resistir esos momentos que les apenaban y tomando la decisión sin medir las consecuencias de esconderse detrás del caballo maldito que cabalgaba por sus venas hacia un vacío en sus vidas o, más directamente, hacia la misma muerte que encontraron más del 90% de las personas enganchadas.

Hoy en día sabemos más de este tema y son otras las drogas que se consumen, y que al igual que sucedió con la heroína pasarán una factura terrible a sus consumidores. Mientras creen tocar el cielo cada noche que consiguen una dosis de su compañera de viaje, llámese cocaína, pastillas, alcohol o cualquier otra adición, que si bien al principio puede llevar a la persona a creer que está curando sus males y problemas, la única verdad es que están hipotecando su vida y además a corto plazo. Ya es sabido que las consecuencias de estas drogas de diseño son demoledoras para el cerebro y que los centros de ayuda a drogodependientes están repletos debido a las consecuencias del famoso "sentirse bien", si además sumamos que jóvenes no mayores de 25 años son víctimas de infartos cada noche de sábado y que son recogidos por los hospitales cercanos a discotecas donde se distribuye con total liberalismo estas drogas, que no son la mayoría de ellas ni reales, y son mezclas de materiales tan nocivos que podrían causar la muerte esa misma noche de diversión.

En cualquier caso, están por ver todavía los efectos de esta masacre que está de moda y cuyas consecuencias a buen seguro serán peores que las de los mitos y héroes que son los heroinómanos en periodo de desintoxicación y que día a día luchan por salir del mundo tan duro que tuvieron que sentir y vivir.

Recuerdo correr en nuestra infancia y ahora solo veo tumbas de chicos fuertes y sanos que se equivocaron en su elección y camino a seguir, el del caballo maldito, son tantos los recuerdos, tanto tiempo juntos llenos de recuerdos, amores, tristezas, esperanzas, gozos y de llantos, escuchando esas baladas de música que tanto nos gustaban, y ahora solo quedan notas aisladas, una música sin encanto y sin embargo siempre recordaré y recuerdo las risas mucho más y mejor más que los llantos y los malos momentos.

La metadona y el cariño que reciben son sus compañeros de viaje, y es ahora precisamente cuando nos damos cuenta escuchándoles de que ellos querían ser otra cosa en su vida, y que son educados, que tienen sentimientos, que quieren ayudar en lo que pueden, y que si tienen que poner su cuello para que se lo cortes, lo harían, sabiendo que cometieron errores con personas que querían y a otras que desconocían las hirieron hasta la muerte, pero de los que quedan no tengo la menor duda de que son héroes y a su vez mitos, que pueden ayudar a otras personas para que no cometan sus errores, y que quieren vivir sabiendo que sus conciencias no están limpias del todo y tendrán esa mancha en su interior. Pero siempre es posible que esa mancha se pueda convertir en un arco iris o una aurora boreal, después de salir de un valle profundo, allí escucharás una voz que viene del cielo y verás a un ángel de la guarda, recordarás a tus padres y abuelos y a todos los amigos que sus restos descansan, en ese cielo elevado que es el techo donde se elevaban los "débiles", allí es donde han encontrado su camino, su paz y su descanso

Para terminar, quiero expresar y hacer llegar los tópicos que se han dispensado sobre estas personas, pues siempre se ha dicho que han sido los más débiles los que han caído, me estremezco al pensar en su debilidad, o los más ignorantes de una barrida, quizás el no quedar fuera de un determinado grupo de amigos en sus mismas circunstancias, en fin, sea lo que sea, a buen seguro que sus vidas no han sido un paseo maravilloso.

Por cierto, también se decía que eran el ULTIMO ESLABON DE UNA CADENA en la cual ellos solo eran la escoria que nos hacía la vida más temeraria cada vez que los veíamos y nos alejábamos de ellos por miedo.

Yo me pregunto,¿dónde están y qué medidas se toman con esos otros eslabones de esa cadena de mayor peso y que YA PROCURAN ELLOS NO ACERCARSE A NOSOTROS? Quizás estén viviendo de una forma muy lujuriosa y con todo tipo de caprichos y con casas y yates de inmenso valor, me refiero en cuanto a su precio material, PUES TODO LO QUE LES RODEA Y ELLOS MISMOS, TENGO LA SENSACION DE QUE SIN HABERLES ESCUCHADO TAN SIQUIERA NO VALE NADA, Y CLARO ESTA, TODOS PAGAMOS NUESTRO PRECIO, ELLOS NO VALEN NADA Y VIVEN EN LA NADA, NO SON NADA, ¿HAY ALGO PEOR QUE NO SER NADA?

Los jonkis son jonkis y como me suena muy mal esta palabra, yo LES LLAMARIA HEROES O MITOS QUE HOY EN DIA LUCHAN POR VIVIR AUNQUE PARA ALGUNOS SEA DEMASIADO TARDE, pero para los que luchan día a día sabiendo que un paso hacia delante es una victoria, solo espero que la luz les ilumine en ese oscuro túnel de difícil dirección y esperaré el momento en que las gentes escuchen su voz...sus pasos, sus llantos, sus risas dentro de su corazón.

Me dijo un amigo días antes de marcharse, yo jamás comprendí que entraría en este extraño amor que me picaba en las venas y me hizo perderme entre las tinieblas.

Articulos