ZP - ZAPATONES PATOSOS - 21 de octubre, 2005

La verdad es que no se ni por donde empezar ya que son tantos los desbarajustes del partido de este ejecutivo-presidente nacido en León, y que según amigos míos de esa ciudad no tiene pinta de ser de allí, sea por su físico o sus maneras y costumbres no se... quizá debería tener una mayor fortaleza en la toma de decisiones o a una forma de ser mas rústica y menos sensible, además tiene las ideas poco claras, en fin...

En primer lugar, debo transmitir lo que todo el mundo sabe y no dice. Por extraño que parezca son unos valientes quien dicen lo que yo escribo, o se han quedado mudos los demás personajes de partidos políticos y la ciudadanía. Pues bien, este hombre que nos lleva al abismo está en el poder porque en España los moros asesinaron a 200 personas inocentes, y en lugar de hacer lo que teníamos que haber hecho nos acojonamos, y le dimos la confianza a este presidente, que es como ascender al equipo de fútbol de las Islas Galápagos a la Copa de Europa.

Algunos resultados del partido de fútbol, metafóricamente claro, porque estos socialistas si tienen algo bueno es que son un cachondeo diario, no exento de peligrosidad extrema en sus decisiones, y es bueno recordar algunas cosas para que tome nota.

1 - Estamos en una sociedad con una pérdida de valores patente y donde se confunde la libertad con la desarticulación social y la permisividad, y en la que cada cual campa a su libre albedrío. Con una drogadicción en ascenso desde edades muy jóvenes lo cual producirá una gran criba en sus cerebros y, lógicamente, para futuras generaciones en España. Además esto conlleva un crecimiento desaforado de la delincuencia, llámense bandas latinoamericanas o de estudiosos de la tecnología para realizar todo lo que quieran con total impunidad, pues ellos saben que España es el paraíso para delinquir. Esto ha hecho que el ciudadano haya perdido toda su confianza en el sistema judicial, lo cual es penoso, ya que prevalece la ley del más fuerte y existiendo varias varas de medir, quizá quien tenga más dinero ... salga airoso de este sistema ridículo y deprimente en un estado de caída libre hacia la nada.

2 - En cuestiones inmigratorias el descontrol sigue siendo total, con los agravamientos últimos de Ceuta y Melilla, y unos aeropuertos y unas fronteras terrestres absolutamente permeables, en una senda hacia el infierno por parte de todos tragicómica, por el manifiesto cada vez más evidente y claro del efecto llamada.

La invasión de africanos no cesa, venidos desde Camerún, Nigeria, Sudan y de los más apartados rincones del continente asaltan o, mejor dicho, saltan la frontera española de Ceuta y Melilla como si se tratara de un juego infantil. Una vez que han logrado poner pie en tierra española se convierten, por arte de magia, en invitados de por vida en España, como si fuera un argumento de una película de los hermanos Marx. El policía que les detiene les proporciona asistencia sanitaria, ropa y comida, qué menos claro está, todos somos humanos, y les entrega un papel con una orden de expulsión con la que jamás serán expulsados y que, paradójicamente, será la que les sirva para regularizarse y después quedarse en España una vez han sido trasladados a nuestras ciudades en la península, transporte pagado con los impuestos de los españoles. Para rematar la faena, o mejor, el esperpento de este gobierno, guarda las fronteras de estas bandadas de negros del África a quienes, en mi opinión, veo muy fornidos y no enclenques; según la Cruz Roja todavía no ha llegado ninguno con un cuadro de desnutrición.

Pero también hay que mencionar la invasión proveniente de Sudamérica y de Asia, llegan a diario por miles en avión, en autocares que cruzan la frontera con Francia, en ferry o en patera. Porque no importa si traen un simple visado turístico o ni tan siquiera un pasaporte, la realidad es que cualquier extranjero que llegue a España al final se queda, hasta que se le conceda el permiso residencia y pocos años después la nacionalidad española si lo desea, por obra y gracia del señor Zapatero y de su legislación que en materia de inmigración plantea que ningún extranjero pueda ser expulsado, no les pueden obligar a regresar a su país de origen y qué importa que estén sin trabajo, que sean delincuentes, que pertenezcan a bandas de latinos o que sean terroristas islámicos.

La verdadera tragedia de la política de inmigración no la sufren los políticos, pues podían dar ejemplo unos y otros y quedarse 20.000 inmigrantes en la Moncloa y en sus casas o despachos durante unos 20 años y si se adaptan y tienen talento les procuramos un trabajo que sea productivo para la nación española. Eso sí que sería ser un torero y demostrar la verdadera tolerancia, lo que sucede es que, lamentablemente, por la caridad entra la peste, esa es la realidad.

A estos extranjeros se les conceden unas ayudas que no son concedidas a los propios españoles, con toda clase de derechos, ayudas y subvenciones a cambio de nada de nada, ni tan siquiera de exigirles el mínimo respeto hacia el país que les recibe y hacia sus leyes y costumbres. Entonces nos encontramos que el verdadero drama lo sufre el españolito de a pie, que soporta a duras penas e impotente como gentes de culturas y razas ajenas se apoderan de parques, calles, comercios, pisos, y por supuesto con los robos de todo tipo de bandas de delincuentes que han encontrado en España su paraíso terrenal para el delinquir sin que pase nada y se enriquezcan con grandes mansiones en las zonas de costa, actuando con total impunidad. En los colegios van desapareciendo los niños españoles, mientras cada vez se repueblan más los colegios, guarderías, hospitales y un sin fin de lugares que deberían ser privilegio del ciudadano español primero y último.

Creo, a veces, que los españoles vamos a ser los extranjeros en nuestra tierra por la negligencia y la permisividad equivocada, o quizá llamada cruce de razas e intercambio cultural por parte de este Mr. Bean.

Las mafias extranjeras han convertido Madrid en la ciudad más peligrosa de Europa, nada escapa su devastación, desde automóviles y domicilios, hasta el asalto a hoteles y el robo de material en las obras y en fábricas. Esto tampoco preocupa a ZP, ni tampoco a Gallardón ni a esa especie de bruja llamada Esperanza Aguirre, además hipócrita, que aplaude a los extranjeros, eso sí con un ejército escoltándola que pagamos entre todos.

Siento cada día más vergüenza de ver en televisión como unos y otros se tiran los trastos y luego en los descansos de los programas se ríen y abrazan, pero la realidad es que la inmigración, siguiendo con el tema, esta arruinando la sanidad pública en Madrid y hasta el sistema de educación pública. En los institutos no esta garantizada la vida de los niños y adolescentes españoles. Esta es la realidad que no quieren ver los políticos, estos son los auténticos problemas en todo el pueblo español y no esas disputas televisivas entre unos y otros, donde a veces me da la impresión de que están drogados o borrachos. Solo hace falta ver sus ojos y escucharlos para que todo el mundo vea lo que escribo, están borrachos y alguna que otra de ansiolíticos hasta las orejas, sin olvidar a los babosos que siempre sacan a relucir a Franco y la guerra, si yo no lo conocí, y no quiero saber de esa historia nada más, a ver si se dan cuenta, que uno tenía que ganar la guerra y ya pasó, no removamos el pasado y tomen nota de Alemania e Inglaterra donde todos tiran en una sola dirección y punto, Su Patria.

Para más abundamiento y dejando uno de los temas candentes, me referiré a otros:

- Dentro del sistema económico, nos situamos en las cotas inferiores de productividad y competitividad de la Unión, lo cual se traduce en exportaciones de ritmo menguante, con el resultado de una balanza por cuenta corriente que ya tiene déficit equivalente al 6% del PIB: exportamos riqueza e importamos paro, por no decir una porquería.

- Se avecina una dramática caída de las inversiones extranjeras, y un proceso de deslocalización que ya amenaza al sector industrial más importante, el de la automoción. Sin que el gobierno tenga definida una política para compensar esa tendencia flexibilizando el mercado de trabajo y con verdaderos incentivos para laborar más y mejor o quizá como verdaderos europeos.

- Un sistema nacional de salud para poner fin a las largas listas de espera, en medio de un crecimiento demográfico galopante por la inmigración.

- En medio ambiente nos encontramos en situación de progresivo deterioro, agudizándose todo por una sequía frente a la cual, todo se ve agravado por la derogación del plan hidrológico, algo más que un trasvase, sin alternativas convincentes.

Para tomar un poquito de aire, me referiré a las palabras del señor Zaplana, el dirigente del PP, en las cuales recuerda que miembros del PSOE llamaron asesino a Bush, y desde luego que yo estoy de acuerdo con ellos, pero no estaría de más que llamaran asesino a Chavez, Fidel Castro y otros personajes afines a su izquierda querida. También el señor Bono, que me cae simpático y me da pena, llamó gilipollas integral a Blair, ese mismo presidente de la Gran Bretaña que se negó a hacer una pantomima como en los atentados de Madrid, que duró 8 meses, y solo dictó orden de caza y captura a los islamistas y con un gran resultado, pues a la semana ya estaba todo resuelto y sin funciones de teatro con personajes con cara ausente y el pueblo español siguiendo por televisión a seres dormitando sin querer, en realidad, llegar a algo concreto y preciso y sí hacer ver que sus partidos son capaces de algo, no se el que pero algo ... Como el señor Llamazares, que da vergüenza ajena a sus propios dirigentes políticos, en estos casos se echa de menos a políticos como Adolfo Suárez, Felipe González, Alfonso Guerra, y a una curiosa pancarta que desplegaron en Asturias parte de los trabajadores de la minería de la zona, ya muy escasa, que rezaba: Franco hijo de puta vuelve ...

Curiosamente, ese gilipollas integral de la Gran Bretaña ha ilegalizado 15 organizaciones internacionales en virtud de la ley antiterrorista del 2000, según anunció el día 11 de octubre del 2005 el Ministro de Interior Charles Clarke, y que dice que pertenecer a una de estas organizaciones proscritas podrá castigarse hasta con 10 años de prisión, según la citada ley.

Clarke subrayó que la prohibición pretende que el Reino Unido esté comprometido a desempeñar un papel de liderazgo en la campaña internacional contra el terrorismo, por ello el gobierno británico quiere enviar un mensaje claro a los criminales: no toleraremos el terrorismo ni aquí ni en ninguna parte del mundo.

Retomando el tema del asesino de Bush, yo me pregunto que hacía el señor Moratinos en la Casa Blanca, hablando con la siempre exuberante y morbosa Condoleezza Rice, (me tiene enamorado perdido, en serio, que morbo, que señora, que raza) porque a mi, que para ello tengo buena vista, me pareció que era como un borracho a las 5 de la mañana entrando a una joven y ésta apartando la cara para que no le eche el aliento a alcohol. Sentí vergüenza y un gran bochorno, como muchos españoles que nos preguntamos que hacen estos del PSOE en la Casa Blanca pidiendo audiencia para hablar con un asesino. A este hombre, Moratinos, no le dejaría ni a mi perro para que le cruce una carretera por la que no pasa un coche hace 25 años, y a mí me parece que sería bueno para una película en la cual su papel fuera el del vendedor de confianza de un vecindario, el que te fía el pan, te regala la mortadela, chorizo, chope y todo ellos con un delantal y con un peso trucado a la vieja usanza, en fin de cine español ... muy malo por cierto ... También estaría el señor Bono como portero de una zona adinera, quizá una finca, con unas botas altas de esas para la lluvia y que saca a los perros de caza del señor marqués y que a su vez sabe todo lo que ocurre en la casa de los señores, es decir, un cotillo y chistoso, o mejor un titiritero o bufón .

Más tarde el atrevimiento del gobierno, que no tiene fin, fue llamar en público a Ángela Merkel, actualmente en el poder de la cancillería alemana, fracasada.

Pues bien entre que a unos los llamamos asesinos, a otros gilipollas y a una señora fracasada, nosotros los españoles, con el poder en manos de ZAPATONES Y PATOSOS, somos como un tren cuyo conductor no quiere saber nada y se ha tirado a la explanada dejando en manos del destino la dirección del aparato. Lo malo es que la realidad supera a la ficción y me temo que lo de Argentina puede ser un juego de niños comparado con lo que pueda suceder si seguimos con este incompetente, y a quien alguien debería decirle que se ponga unas llaves en el bolsillo para que la chaqueta no se le vuele cada vez que le recibe un representante de un país a pie de aeropuerto. Y que alguien le pregunte de una vez de que coño se ríe tanto, quizá le parezca divertido, o un juego, o lo más seguro es que no sepa nada de lo que se está cociendo en la trastienda ... a buen entendedor ... A VECES LAS PALABRAS NO SIRVEN Y SI LAS ACCIONES.

Lo del estatuto de Cataluña, prefiero no mencionarlo porque es real eso de que te salen granos, es surrealista y dice el zapatones y cómico presidente donde los haya, que ha encontrado 8 formas de llamar nación a dicha comunidad autónoma, bien yo he encontrado 8 formas de denominar a este presidente y al mismo gobierno:

INCOMPETENTE, INCAPAZ, INAPROPIADO, INEFICACAZ, VERGONZOSO, LAMENTABLE, MENTIROSO, RENCOROSO.

Articulos