Testigos de Jehova- 25 de noviembre, 2005

Estos testigos, de no se el qué exactamente, tienen un fundador, como todas estas sectas y organizaciones destructivas, que solo pueden abducir a personas en un delicado estado de ánimo o, en su defecto, analfabetas tal cual se escribe, sin más.

Pues bien, este señor fundador fue Charles Taze Russel (1852-1916) nacido en Pittsburg, Pensilvania, de padres presbiterianos. Pasó al Congregacionalismo, luego Agnosticismo y más tarde al Adventismo, y si hubiera habido más grupos sectarios habría una larga lista hasta su búsqueda hacia una madurez en su personalidad, o realización del espíritu.

Después de esta dura y presunta iluminación, incluso envidiada por psiquiatras de todas las épocas acerca de sus visiones y demás temas relacionados con las florecientes ideas de su divino cerebro, fundó un grupo dedicado al estudio de la Biblia, siempre llevado a las ya mencionadas alucinaciones constantes.

Nelson Barbour, compañero de fatigas y de negocio de Russel, basó su estudio en cálculos bíblicos y estableció que en 1914 sería la “Segunda Venida de Cristo”.

Pero lo que sucedió es que Nelson se separó de las tesis de Russel por falta de acuerdo entre ambos, o quizá porque Nelson quiso desplazar levemente a Russel de la congregación.

Russel, ávido de dinero, inventó las semillas milagrosas, siendo condenado -el muy condenado, valga la redundancia- judicialmente por ello en 1913.

En 1879 fundó la revista “Atalaya” y se casó con Francisca Ackey, quien ejerció como secretaria tesorera de la sociedad.

Documentos privados demuestran que Ackey se separó de él sin otorgarle el divorcio por infidelidades de Russel.

Algunos de sus seguidores por fin abrieron los ojos y le acusaron de no estar preparado para la exégesis por desconocer el griego y el hebreo.

Este hombre, afirmó que sí los conocía en un tribunal de Ontario, Canadá 1913. Luego, puesto frente a un testamento en griego tuvo que desdecirse.

En 1880 la sociedad se traslada a Londres y comienza su difusión mundial.

Se da la circunstancia de que sus jefes actuales están en una continua orgía, y sus seguidores tienen como misión atestiguar la presencia de Jehová y los errores de las otras religiones.

Creen que la batalla de Armagedón está próxima e inaugurará el milenio de Cristo. Las señales son las guerras, hambre, enfermedades, catástrofes naturales y demás, que existen desde que el mundo es mundo, es decir, en un delirio colectivo quizá acompañado de alguna sustancia psicotrópica y de una noche de luna llena, han descubierto que llueve de vez en cuando.

La aniquilación del mundo está próxima, la primera fecha dada fue en 1914. Russel señaló 1918 como la fecha de la resucitación de los muertos, obsérvese que las fechas coinciden con la I Guerra Mundial.

En vista de que no pasaba nada, bueno pasaban muchas cosas pero no la deseada por los iluminados y mezcla de listillos, pues bien, Rutherford retrasó la aniquilación a 1925, y una vez más se dijo que Cristo había descendido a la tierra de forma invisible.

Dejaron que pasaran unos cuantos años más para fijar una fecha, la de 1975, y después el año 2000 y es que no se sabe el porqué a día de hoy nunca se acertaba. Vaya con estos videntes, además de pacientes con las fechas, me da que estarán siglos...

De igual manera la batalla de Armagedon esta siempre próxima para acentuar la angustia y vivir sin vivir de forma vital para sus adeptos, seguidores e ineptos.

Sabiendo que no pasa nada, ni pasará, es difícil entender como los jefes se atreven a concretar fechas exactas, más que nada por la frustración que conlleva a los fieles seguidores, pues la vida es martirio y eso les provoca una gran desesperanza y desilusión.

Bueno, quizá Dios retrase la aniquilación del mundo en virtud de las oraciones de los justos, que no son otros que los testigos de Jehová, que para ellos el alma no es inmortal ni hay infierno...pues bueno...en fin...

Curiosamente tampoco existen los Sacramentos, pero ellos mantienen la Eucaristía y el Bautismo por inmersión como señal de adscripción al Reino de Dios.

La Eucaristía es la llamada “cena”, se celebra anualmente y la asistencia es libre, la Comunión se celebra entre los elegidos.

La moral jehovista comprende una vida austera, que no tuvo Russel, y la prohibición de transfusiones de sangre, es decir, la condena a muerte de millones de personas.

Junto a la alta y fastidiosa -para los que no creemos- actividad callejera, son frecuentes las reuniones realizadas para el estudio de la Biblia que se lleva a cabo en los “Salones del Reino”.

En su origen se llamó la “Sociedad de los Tratados de la Torre de Vigía” y su segundo presidente, Rutherford, lo cambió a “Testigos de Jehová” en 1931.

Son conocidos como estudiantes de la Biblia. En España están inscritos en el Ministerio de Justicia como “Testigos Cristianos de Jehová”.

Las fuentes de sus creencias son, aparte de los escritos de Russel, la Biblia según, y por supuesto, ideología de la versión del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (1950-1961) en ingles y después traducida a otras lenguas, es decir, nada que ver con la traducción original.

Creen en un Dios único pero no en la Trinidad, lo que les aleja del cristianismo, y creen que el demonio lucha contra el Reino de Dios a través del comercio, la política, los estados y la ONU, y la Iglesia Católica.

María es solo una sierva de Dios que puede ser elegida como modelo. Uno de los 144.000 elegidos, las plazas son limitadas en la presunta nave espacial.

El Espíritu Santo no es una persona divina, sino la fuerza de Jehová que es de donde han salido las cosas del universo, y para esto estudiamos la teoría del Big-Bang.

Dios es corpóreo y tiene su trono en las estrellas de las Pléyades, está perfectamente localizable y habla a través de la Biblia.

Cristo es primogénito, es decir, el Arcángel San Miguel, un Dios con minusvalía, el segundo de abordo, encargado de las comunicaciones interestelares Pléyades-tierra

No creen en la Espíritu Santo y sí hacen una carambola con el Arcángel y Jesús.

La principal práctica es atestiguar con revistas o libros lo estudiado en las escrituras y textos complementarios. La salvación está en cumplir los mandatos de la Biblia, entre los cuales el primero es ser testigo.

No existen Sacramentos como manifestación de la gracia divina, pero como a estos señores les falta imaginación mantienen el Bautismo y la Eucaristía como símbolos y practican la confesión de culpas.

El Bautismo es por inmersión y es recibido previo examen del jeovismo con pago de tasas incluidas.

La Eucaristía se celebra anualmente con asistencia libre. La Comunión se celebra para los elegidos.

La embajada terrenal de Dios, el cuerpo gobernarte, está en los EE.UU. -Nueva York- dividida en 6 comités desde 1976.

A esta cúspide le debe ser entregado el poder mundial por las naciones que ahora usurpan un gobierno en el exilio permanente .Tras éstos están las avanzadillas territoriales dirigidas por un superintendente y la congregación dirigida por un anciano, ¿le darán la jubilación?

Dado el carácter proselitista ha habido nuevas incorporaciones y hoy son algo más de 6 millones en países de todo el mundo y cien mil en España.

Y no quisiera dejar escapar la oportunidad para nombrar a Nathan-Omer Knorr, antiguo responsable de economía de la organización, el cual publica algunos libros conocidos por los adeptos y sectarios y no recomendables para personas con problemas de tipo normal de la vida misma: letras, hijos, universidad, amistad etc...

La verdad os hará libres 1943----¿qué verdad?

Que Dios sea reconocido como verdadero 1944------¿por publicación en el BOE, una ley judicial, o administrativa?

Equipado para todas las obras buenas-----sí, por ejemplo los Testigos de Jehová.

Me da tanta pena la vida de estas personas que no quiero ironizar, ni ser sarcástico, pero no estaría de más que en lugar de abordar al ciudadano de a pie a horas que va o viene de trabajar, se fueran a tomar unas cervecitas con, por ejemplo, los mormones que son guapetes y quizá consigan algo que no sea religión pero que les guste mucho más...pero que mucho más...y olviden por un ratito la conjunción de los planetas y los divinos seres que vendrán o fueron y están, estuvieron y se marcharon, estarán pero no se les verá, estuvieron y unos pocos les vieron...vaya al final he sido irónico y sarcástico, Jehová me perdonará...

Articulos