Real Madrid - Sentimiento de Verdad- 1 de diciembre, 2005

EL MEJOR REGALO QUE LE PUEDEN HACER UNOS PADRES A SUS HIJOS/AS ES QUE SIENTAN AL REAL MADRID EN SU CORAZON.

Cuando estoy lejos de ti te recuerdo, y bajo la luz de la luna, en una negra noche, me haces recordar y das luz a todo cuanto puede significar un sentimiento de verdad, una fidelidad, un amor, una constante alegría y un entusiasmo sin igual. No podría explicar qué sueños, qué alegrías, qué emociones, cuánto significas para mi.

Tu leyenda y mitología no están marcadas como otros amores que aluden al misticismo del ”You'll Never Walk Alone”, (tú nunca caminarás solo) del Liverpool, o ese sentir... que el estadio no tiembla sino late como el sentimiento de Boca Juniors y DALE BO Y DALE BO..., Ni tampoco el llevar sobre el cuello un cordón de oro con el escudo de su equipo como hacen los siempre fieles Béticos de corazón. Yo siempre te llevo dentro de mi alma y de mi corazón, es algo muy superior a algún simple símbolo, saltar, o realizar cánticos estremecedores como los del Manchester o Liverpool, capaces de emular a los gritos desgarradores de los guerreros de Trafalgar.

Tu siempre caminaste solo, fuiste mayor y maduro desde que empezaste en el maravilloso mundo del fútbol. Con la persona de Don Santiago Bernabéu ya eras mayor, y que eras y serás el mejor caminante por el camino de este arte.

En las glorias deportivas que campean por España, va el Madrid con su bandera limpia y blanca que no empaña.

El Santiago Bernabeu no tiembla, no late, pero no hay persona en el mundo que en uno de sus acontecimientos importantes no se haya quedado aterrorizada por el famoso murmullo, también llamado runrún, que se puede escuchar por todo el Paseo de la Castellana. Este murmullo, conocido por aquellos que viven estas noches de gloria, suele aparecer cuando un artista del balón del equipo de nuestros amores, mantiene esa linda pelota y se crea un suspiro muy fuerte e intenso, de tal manera que se traduce en un murmullo o runrún, unos instantes... como una losa de silencio... Cuando el balón traspasa la portería rival el estallido del Bernabeu es algo impresionante, solo se puede entender si se vive, solo de pensarlo lloro al recordar cuando un día no pude entrar al estadio y supe apreciar desde fuera como ese estallido paralizó todos y cada uno de mis sentidos. Personas que estaban cercanas a mí, en la misma situación, fuera del estadio, nos miramos y solo nos miramos, no podíamos articular palabra, nos quedamos como en un estado de éxtasis catalogado por especialistas como estado de flujo, que no es otra cosa que el sentir como te acaricia la mano de Dios y que solo puedes sentir, pero nunca transmitir.

Club castizo y generoso, todo nervio y corazón, veteranos y noveles miran siempre tus laureles con respeto y emoción.

Estas ubicado en Madrid, esa ciudad que con su ritmo agobiante hace difícil hasta respirar y, a pesar de todo, estas aquí, por eso nunca me quiero ir de Madrid y a pesar de todo quiero, si algún día me buscara y encontrara la muerte, morir en Madrid junto a ti, porque desde el cielo gritaría ¡hala Madrid!.

Yo despierto en la noche, pero tu mitología duerme ahora por el tiempo, cansada, y recuerda en tus sueños tu grandeza pasada sin igual.

Has alcanzado la victoria y tu nombre allá por donde vas y tu memoria realzó en la lid de tu valor.

Siempre con amores y envidias por la nación española y en el extranjero, pero una cosa es segura, fuisteis de la patria orgullo y honra de la humanidad, eres el equipo universal, pues tu historia está cargada de gloria, y llena de victorias, por eso a los que ya no están se les honra y en la tumba descansar, que la voz valiente jura con rostro altanero que el espíritu de los gladiadores jugadores guerreros será recordado y respetado, ILLA ILLA ILLA JUANITO MARAVILLLA y pobre de aquel que profanó sus nombres.

Porque la sangre de ellos son mi sangre que aviva mi ilusión, sostiene mis esperanzas, enciende mi valor, no sabría decirte que es lo que siento en mi interior cuando velo mis sueños.

Tú eres la vela que me impulsa y me hace navegar, me inspiras con tus valores y conduces mi dirección, esperando siempre ir al estadio para poder oír el runrún, ver los pasos de baile de Zidane, ese cisne que maneja el balón con su magia y que le hace más grande con su infinita humildad, comprometido con los problemas que afectan a la humanidad.

Las carreras, lucha y entrega de los jugadores, y al final, sentir con pasión los llantos, las alegrías, las risas, la emoción de unos ojos humedecidos de una joven mirando al césped con nostalgia, unos compañeros de fatigas que se quedan observando como las luces de estadio se apagan y que la música del himno del Madrid les hace sentir que están en su segunda casa y que faltan menos días para volver a animar, un mismo sentimiento, el de un solo corazón.

Enemigo en la contienda, cuando pierde da la mano, sin envidias ni rencores, como fiel y buen hermano, los domingos por la tarde caminando a Chamartin van alegres y risueñas las mocitas madrileñas porque juega su Madrid.

Este sentimiento no tiene palabras que claro lo expliquen las lenguas humanas, allí donde todas las cosas nos hablan con voz que hasta el fondo penetra en el alma.

Cuanto sudor y sangre derramada siempre por un color y un escudo, cuanto ánimo noble y guerrero en el terreno de juego, peleando, perdiendo y ganando con ardor.

Evocas principios y valores que ya están olvidados, recuerdos futuros, sueños pasados, y en el horizonte un gran resplandor de la luz que llenas en todos los rincones del mundo, en sus cinco continentes te miran con grata admiración y un aprecio que no tiene precio, el del amor a un escudo y unos valores que solo tú conservas, el del veterano en la contienda y cuando pierdes das la mano.

Fieros rencorosos quieren desacreditarnos y condenarnos, nuestro único delito, nuestro pasado.

Raíces profundas en nuestro legado, orgullo de MADRIDISTA siempre arraigado.

Esas raíces que recuerdo cuando estoy lejos de ti, que me transportan a un pasado muy presente, aun no me hago la idea de perderte.

Cuando las sombras y noches interminables me acechan, es cuando me viene a la mente, cuantas historias juntos, historias casi todas con un final feliz y hermoso, en mi memoria aun quedan restos de ti, mi querido REAL MADRID.

Son tantos los recuerdos que con un nudo en la garganta, sabes que nunca te podré olvidar, continuare contigo hasta el final.

En el estadio, la honra llama al sudor y éste a la sangre y aparece tu gran honor de ser el mejor equipo del mundo de todos los tiempos, porque siempre has creído en lo que defendías y cuando se cree en algo, siempre se vence, yo estaré a tu lado, cada día te quiero más.

Son tus valores que te penetraron en el alma, Don Santiago Bernabeu, un visionario que puso los cimientos de lo que son los valores mas allá del deporte, SER PERSONA.

Noble y bélico en la lid, caballero del honor, defendiendo tu color.

Siempre se rodeó de personas humildes e inteligentes y entre ellas se encontraba Don Raimundo Saporta, quien fue quizá el señor que sin jugar hizo la mejor jugada, arrebatando al F.C Barcelona a Don Alfredo Di Stefano, pues en una maniobra de maestro contrato al mítico jugador que estaba entre ambos equipos y fue el más grande entre los grandes jugando al fútbol en el REAL MADRID.

Di Stefano ha sido el más grande dentro y fuera de la cancha, pues entre otras cosas, además de ser como jugador, defensa, centrocampista, delantero, entrenador en el campo, sacó a relucir, como si de un mago se tratara, a la famosa "quinta del buitre", solo le dijo a Butragueño, "vos caliente nene que sales", cuando éste tenia 18 años, y salió y ganó, así lo hizo con los demás, dando confianza a los más jóvenes sin palabras, solo quizá con sus frases que deja caer, "vos prepárate que sales a la cancha". No tenía pizarra, ni táctica, ni tan siquiera alineación, solo decía, sois el Madrid y ese escudo hay que honrarlo, y se marchaba del vestuario sin dar tan siquiera instrucciones, ni la alineación, bueno si, dejaba una servilleta arrugada en la cual venían reflejados los 11 titulares, NO DECIA NADA MAS EN TODO EL PARTIDO..

Los otros 3 grandes, Pelé, Maradona, y Johan Cruyff, el primero Pelé, fue el Michael Jordan del fútbol, pero deja mucho que desear cuando habla de su pasado glorioso... se le nota que algo no llenó su vida completamente, y es porque no cumplió algún sueño..., jugar en Europa o quizá en el Madrid...

Maradona, para mí, sin ser argentino, es Dios, solo espero que se recupere, y Johan Cruyff fue tan exquisito jugador como Maquiavélico en funciones de trastienda en su querido Barcelona, haciendo un "flaco" favor a ese club.

Y es que no todos pueden ponerse la camiseta blanca, limpia, impoluta y que limpia el espíritu de las mentes más enrevesadas. Solo Di Stefano calla, pudiendo hablar mucho más que los demás, y muestra una forma de vida normal, héroe dentro y fuera de la cancha, el MAESTRO DE MAESTROS.

Don Alfredo Di Stefano y Don Santiago Bernabeu, ambos son quienes consiguieron unir y construir los pilares básicos, lo que es la historia del REAL MADRID, uniendo valores de deportistas, como valores de personas. Dos grandes pilares para la gran obra.

Nunca sabré dar las gracias a estas personas.

Muchas personas son las que dicen: “si algún día muero, que lleven mis cenizas al fondo sur... allí podré escuchar el murmullo, los suspiros que preceden al MAYOR ESTALLIDO DE EUFORIA QUE SE PUEDA ENCONTRAR EN UN ESTADIO DE FUTBOL”.

Y sobre todo ver o sentir ese halo mágico, en el cual se respira y se ve cierta neblina por los puros de la tribuna, las bengalas de los fondos, a la vez de todas las almas que se aglutinan antes de una noche mágica en EL BERNABEU.

Superación, sacrificio, espíritu, respeto, honestidad, lealtad, humildad, CABALLERO DEL HONOR.

En Madrid no hay cabida para lanzar cochinillos, ni vivir sin lavarse los dientes con pasta blanca, ni no comer sobre un mantel blanco, eso es una enfermedad que ¡Dios me libre de ella! Sí que existe aplaudir al contrario si lo ha hecho bien y dejar los pelos de punta al adversario sin apenas creérselo, porque se vive sin rencor, ni odios raros, y aún menos envidias de por vida, POR ESO GRACIAS A QUIEN TIENE PESADILLAS CON EL MADRID, ESOS SON NUESTROS SUEÑOS y hacen más grandes nuestras realidades.

Se trata de ganar millones de corazones, un valiente Madridista jamás puede ser derrotado porque no se enfrenta a nadie, sino a sí mismo, porque no humilla a sus rivales sino que les cede el paso para evitarles el amargo sufrimiento del inexistente fracaso.

Algunos equipos desean ser regionales excluyendo de esta forma a sus simpatizantes de otras ciudades, el REAL MADRID QUIERE Y ES, SER UNIVERSAL, por eso llega a todas las partes y rincones del mundo, siempre habrá una camiseta y escudo del REAL MADRID.

Porque una liga la gana cualquiera; el prestigio, la fiabilidad, el buen hacer, el señorío, la solidez, la grandeza... TODO ESO SE TIENE O NO SE TIENE Y, LAMENTABLEMENTE, NO SE COMPRA EN LAS REBAJAS.

EN EL MISTICISMO SE NECESITA UN ANILLO PARA DOMINAR EL MUNDO, NOSOTROS SOLO NECESITAMOS UN ESCUDO PARA DOMINARLOS A TODOS.

LUCHASTE POR CADA UNA DE ELLAS, GANASTE PARA CADA UNO DE NOSOTROS:

29 LIGAS

17 COPAS DEL REY.

9 COPAS DE EUROPA.

2 COPAS DE LA UEFA.

7 SUPERCOPAS DE España.

3 INTERCONTINETALES.

2 COPAS LATINAS.

2 VECES CAMPEON PEQUEÑA COPA DEL MUNDO.

18 VECES CAMPEON REGIONAL.

5 TROFEOS MANCOMUNIDADOS.

BALONCESTO:

29 LIGAS.

22 COPAS DEL REY.

8 COPAS DE EUROPA.

4 RECOPAS.

1 COPA KORAC.

3 INTERCONTINENTALES.

1 COPA LATINA.

24 TORNEOS DE NAVIDAD.

1 CAMPEON CORPORALES DE CLUBS.

EN DEFINITA, Y COMO NO PUEDE SER DE OTRA MANERA, CATALOGADO POR LA FIFA COMO EL MEJOR EQUIPO DE LA HISTORIA Y EL UNICO QUE EL PROXIMO AÑO LUCIRA SU ESCUDO Y EL DEL MEJOR CLUB DE FUTBOL DE LA HISTORIA, UNA CAMISETA UNICA, LA BLANCA Y LIMPIA QUE NO EMPAÑA.

Nuestro nacer no es sino un sueño y olvido, el alma que surge con nosotros, la estrella de la vida se ha puesto en nuestro horizonte, ha venido de muy lejos para quedarse en Madrid y nunca olvidarte, porque a pesar de las muchas máscaras que Dios nos da para defendernos y sobrevivir, solo se puede experimentar la eternidad al ser del REAL MADRID.




Articulos