LOS INTOCABLES 1 - Jueves, Junio 26, 2003

Hay personas que ejercen un oficio, el cual parece estar por encima de la ley: jueces, abogados, fiscales, etc... y otros por encima del bien y del mal :sicólogos, siquiatras y a ellos me gustaría dedicarles unos renglones con la ley del mínimo amor.

Siempre he pensado que después y justo detrás del despacho de un siquiatra,cuando finaliza el robo por escuchar, este hombre serio con barba, así es como me lo imagino yo, aunque también los habrá bajitos, feos, gordos sin barba, rubios con bigote, e incluso hasta normales, pues bien lo que pienso es que una vez de haber terminado de escuchar y de recetar droga legalmente establecida por la sociedad, sacan a su querida muñeca hinchable y con un whisky en la mano, ejercen como amantes de ésta, es decir que están como una puta cabra, lo jodido es lo bien que se lo montan para hacer creer a la gente que los necesitamos y más concretamente a sus drogas, también previo pago de un pastón por sesión, simplemente por escuchar y bostezar.

Mi opinión y pregunta a su su vez es que si de verdad quisieran curar a todos los nerviosillos se quedarían sin curro, esto es de cajón, por eso ellos alargaran las sesiones todo lo que puedan para sacar más pasta.

Así como un barrendero vive de los papeles de suelo, un policía de los delincuentes, un bombero de las emergencias, pues esta claro que los de la mente, necesitan que haya cuantos mas nerviosos mejor, y por los tiempos que corren está claro que les va bien como por ejemplo a los abogados de los divorcios.

Palabras tan terribles como esquizofrenia, sicosis, paranoia etc... Se podrían llamar amapola, amor, violeta, lo que pasa es que cuanto más desagradable sea la palabra mejor porque asusta más y ya tenemos el juego encima de la mesa

Yo me pregunto qué diferencia hay entre un camello de la calle que te pasa hachís y uno de estos que te recetan de todo y te dejan como una mierda en la cama todo el día. ¿No se llevaran ellos un porcentaje por cada recetita ?...

Cantemos todos juntos con la música de San Fermín, uno de coca, dos de farlopa, tres de costo, cuatro hachís, cinco pastillas, seis aspirinas, siete de speed y a dormir.

Lo cierto es que los sicólogos son otra cosa, hay quien trabaja de una manera más honesta y sobre todo no te pasan droga, trabajan un poquito más la mente y eso dentro de lo que cabe no esta mal.

Por cierto ¿dónde está la esquizofrenia ?¿en el frontal, occipital, justo detrás de la nuca? ¿y la sicosis? ¿en las sienes, sobre las cejas? ¿Es lo mismo un paranoico de Brasil que uno de Alemania ? A el primero le dará por bailar salsa y al segundo por ser autoritario, y la esquizofrenia será la misma en un checo que en un napolitano: el checo creerá que es un músico y el napolitano quizás se crea de la "cosa nostra" si no lo es en realidad, que todo es posible.

Quiero decir que aunque sea por la lengua y por la geografía, ya hay una variante en todo este rollazo, así pues exijo una reunión de loqueros, por ejemplo en Bruselas, para unificar criterios y reciclar tamaño engaño.

Una rotura de tobillo ¿dónde está? en el tobillo, ¿una cirrosis? en el hígado, ¿un dolor de cabeza? en la cabeza, pero la mente es muy muuuuuuy jodida, sumergirse y saber a ciencia exacta algo de ella. Quizás todo está en el aire, como los siquiatras, es decir en las nubes.

SEAMOS JUSTOS Y HONESTOS ESTO ES UNA SIMBIOSIS ENTRE NERVIOSOS Y LOQUEROS,TENGAN USTEDES CUIDADO Y NO CUREN A TODOS MUY DEPRISA QUE SE LES ACABA EL ROLLO.

Articulos