Fanáticos - Coura - 27 de julio, 2008

Crónica Extraída De La Página De Los Fanáticos

El modesto equipo del Coura se enfrentó al extraordinario, fenomenal, admirable y envidiado equipo de los FANATICOS.

De sobra es conocida la frase de que todo se ve y se juzga dependiendo del color del cristal a través del cual se mira, y una vez informados de la crónica interesada y banal por parte del cronista fanático, pasamos a detallar algunos matices del mencionado encuentro.

Una vez que llegamos a la cancha, se pudo ver a los FANATICOS como calentaban con cierta autosuficiencia, además de tener a toda su artillería pesada para dicho encuentro. 

Una plantilla al completo para hacer sus mejores combinaciones, posibilidad ésta, que no tenía el Coura, ya que solo disponía de 6 jugadores, solo un cambio, entre estos jugadores 2 con lesiones y molestias serias, arduo trabajo para la práctica del fútbol sala, subsanable con una fuerte mentalidad. 

Cuando se alude al CATENACCIO, ignoramos a cual de ellos se hace referencia, si al de Arrigo Sachi, Fabio Capello o a otros de estilo y corte italiano que sea dicho de paso han logrado 4 mundiales y están en la cima de europeos tanto a nivel de la Nazionale como de equipos.

El resultado fue de 4-4, y es sumamente contradictorio con el fenómeno del CATENACCIO, (Catenular, en forma de cadenas) un 1-0 quizás.

Un equipo como los Fanáticos sobradamente conocido por sus grandes dotes técnicas, tácticas y mentalidad ganadora, no debiera  conceder lo que ellos denominan regalos, ni oportunidades en forma de goles, 4 son muchos, más bien es un defecto o carencia de la defensa, vulgarmente conocido este defecto como hacer aguas en esa posición de la cancha, (expresión ésta antigua y castiza, la cual hace referencia a mear contra la pared). 

La culpa de que no se deje huella en la arena, nunca es de la arena.

Para más abundamiento aluden y critican al árbitro de una forma que bien se la podía denominar pataleta infantil y manera grosera, calificándole de mudo, de ciego y de sordo, (ciego es el invidente, que no pude ver; sordo es el que no puede oír la rotura de los huesos, por ejemplo, pero lo de mudo, no se acepta la enmienda, pues un mudo puede pitar penalti si lo hubiere), ignorando que en nuestra sociedad existen muchas asociaciones de personas con esta discapacidad desgraciadamente y solo por el hecho de manifestar una queja inexistente, de no pitar un penalti a su jugador, lo cual es síntoma inequívoco de victimismo y ridículo patente del querer y no poder contra el modesto y humilde Coura.

 El Coura realizó un partido con 6 jugadores, mejor que el extraordinario, mítico y sin par Fanáticos con sus 11 jugadores, y que solo y sin excusa alguna, nos llamó la atención, en forma de sonrisa burlona, cuando se produjo el empate a 4 goles, ya que en ese momento se jugaba con un balón, quizás el oficial de los FANATICOS, que ni regalado lo cambiarían las futuras estrellas de las favelas de Brasil, por su propio balón hecho con papel de prensa del diario o globo, cartones y redondeado con cintas de goma de neumáticos.

La cuestión es que el que entiende de fútbol sabe que tanto el balón, cancha o inclemencias que afecten al desarrollo del juego, perjudican siempre al mejor, y el mejor ese día fue el Coura, por amor propio, mentalidad, ilusión, pundonor y tiempo del partido, pues se puede demostrar con la tecnología punta que también destaca el club de los FANATICOS, grabando sus partidos con una cámara digital, la misma cámara que podría sacar de dudas del gol marcado según la crónica fanática en el 4-4 por Dani y Rubi. Ningún integrante del Coura jamás ha visto en su vida un gol que lo marquen 2 personas a la vez, (imaginamos que fue una jugada hilvanada entre ambos), pues sería como decir un amigo a otro, casi me encuentro un euro. 

En el fondo hay que ser humildes y mejores vecinos, y pensamos que tan impresionante equipo y de gran proyección en la tercera categoría de Alcorcón, no es bueno que se lleve esa depresión y disgusto, y menos un mal rato, y llevar a casa la ilusión y posibilidad de acariciar su sueño, y que éste no sea su propia pesadilla.

La envidia es un torpe homenaje que la inferioridad tributa al mérito, si además se es superior se trasforma en una patología.

Un saludo cariñoso al cronista y escritor en ciernes de los FANATICOS.

Ci Vidiamo Presto Amici.   

 

Mi Contestación A Esta Crónica

En toda temporada de Fanáticos tiene que haber ese tropiezo que ya viene siendo habitual y con el cual uno se deprime al pensarlo. Pues el correspondiente a la temporada 2007-08 se dio hoy contra el Coura, un equipo de sobra conocido, que coquetea con la cola de la clasificación y que venía extramotivado.

El rival planteó el partido para no perder y durante todo el partido encumbraron el catenaccio. Pero de forma inesperada se encontraron con un gol que ni lo habían soñado y se iban al descanso con un 1-0 a su favor. Los regalos continuaron en la segunda mitad, en la que tras empatar los fanáticos, el Coura se encontraba con otros dos goles más por el mérito de la defensa fanática más que por propio mérito. En ese momento apareció Richi para reivindicarse e hizo dos tantos en poco tiempo.

Quedaban doce minutos para buscar el gol de la victoria, pero no conformes con tres regalos, los Fanáticos decidieron dar otra oportunidad al Coura de llevarse el partido. 4-3 en contra y las opciones de llevarse el partido se desvanecían. Dani y Rubi consiguieron el 4-4 y posteriormente tuvieron ambos ocasiones de firmar la remontada, pero fallaron.

Al final un ridículo empate que para lo que se vio fue lo más justo, unos por no hacer y otros por no dejar hacer. Hay que señalar también que al árbitro del encuentro era mudo, ciego y sordo porque hay que estar ciego y sordo para no ver y/u oír la patada que sufrió Dani dentro del área rival, penalti que podría haber significado la victoria.


Articulos