Eurovisión, Eurovisión, Qué Disfrute, Qué Emoción: - 27 de julio, 2008

Hacia  mucho tiempo que no me reía tanto con unos amigos/as en una casa disfrutando de esta pantomima, casi nos da algo de la risa con el gran Rodolfo Chiquilicuatre.

 ¿Es que todavía existe alguien  que cree que todo este montaje es serio? ¿Que unos países no votaran a los otros y los otros a estos por intereses, ya sea por tener grandes comunidades de personas de esos pueblos, Alemania, Turquía, Serbia- Croacia en sus países y demás temas, sea  por el turismo y también diplomacia?

Rodolfo ha llegado porque el pueblo le ha concedido 109.000 votos y a la cantante Coral 58.000, y gente quería que fuera esta cantante la que representara a España, ¿pero cómo puede ser eso si el pueblo llano y soberano ha votado el doble para el Chiqui?

Las personas no son tontas y saben muy bien la vergüenza que produce un festival de esta clase, y es por eso que haya sido una de las mejores cosas que haya realizado la nación Española, enviando al chiqui chiqui, para que se vean reflejados en su propia mentira los promotores del festival.

Mencionar, que Rodolfo al llegar a hotel de concentración fue el personaje que más triunfo, y dicen las malas lenguas que hasta pudo ligarse a la cantante griega, que hubo química y física, por la simpatía del representante español, además de otros que querían conocerle y fotografiarse con este gran hombre de corazón grande.

En sí Rodolfo Chiquilicuatre no es una vergüenza, ni mucho menos, es más, su canción es pegadiza y se baila por toda la Argentina, los albañiles la bailan en el desayuno y los políticos en la Moncloa, la vergüenza es el festival en sí, de vergüenza ajena, por saber todo el mundo quienes van a votar a los otros países, semejante amaño no existe en ningún evento que yo conozca, por eso, esta vez nos ha tocado reírnos a la mayoría de los españoles. Recuerdo que la risa, la empatía y reírse de uno mismo, son muestra de inteligencia.

Porque amigos/as, desconocía quienes eran sus contrincantes para representar a España y  la favorita de los intelectuales supuestos de turno (Coral), envidiosos por naturaleza de no se sabe el que, quizás de  sus nostálgicas y fantásticas tertulias en el café Gijón o Chicote fumando cigarrillos hasta tener los dedos amarillos y sus bigotes sucios con dientes podridos del café hablando de Lorca, Pío Baroja, Quevedo, Cervantes y el Siglo de Oro de la literatura española, (que más quisieran ellos ser el calcetín roído de uno de los mencionados), hasta convertir sus vidas en un  grado de gilipollez crónica, sus penosas vidas llenas de hipocresía por no saber hacer el ridículo o desinhibirse como ser humano, sacando el niño/a que llevamos dentro.

Pues bien, sin perder el hilo, esta joven llamada Coral, y que luego fue entrevistada por las cadenas televisivas, si que me dió vergüenza y seria, no sabía acabar una frase sin un defecto fonético o una falta en sus mencionas palabras, y es que el hecho de que se crea guapa y tocándose el pelo compulsivamente, no le da la gracia que tiene el Chiqui.

Me imagino a esta joven cantando, como casi todos de esta cosecha dando voces al micrófono sin sentimiento, si despertara Camarón, ¿Qué opina Sabina de estos niños y niñas que dan voces como histéricos/as y los promotores se llenan las arcas de dinero de la ignorancia de las personas que no saben lo que es la buena música, el flamenco, el tango, las rancheras, el jazz, la música clásica, cantantes bohemios de la noches, y grupos que recorren giras sin gritar y solo haciendo poesía de sus canciones con sentimiento, voz bajita, despacito y suavecito?

Entonces, la decisión está tomada, debemos perrear, perrear hasta perder el conocimiento, ir al trabajo y perrear delante del jefe, cuando los alumnos hagan un examen. Que se pare todo, porque tenemos y debemos perrear 15 minutos como terapia, en las bodas, en las firmas de contratos importantes por multinacionales y otros organismos gubernamentales o deportivos, en los estadios y canchas de cualquier deporte, debemos perrear, podemos hacer que Europa perree, debemos hacer que los 5 continentes perreen, en el Polo Norte y en el Polo Sur, esquimales y en la Antártida, podemos hacerles que perreen.

Y podemos hacer que perreen los dirigentes del mundo, que nos están llevando al caos y de paso que nos den un beso en el culo.

DEBEMOS PERREAR, PODEMOS PERREAR, (es nuestra salvación).

EL DEPORTE ESPAÑOL ESTA EN UNA ORBITA FUERA DE LO NORMAL. CAMPEONES DE TODO, FEMENINO Y MASCULINO.

EL CHIQUI ES LA GOTA DE GRACIA QUE ENDULZA LAS MIELES DE ESOS TRIUNFOS.

Debemos perrear, y además podemos perrear, perrea, perrea    


Articulos